top of page

Como ser lleno del Espíritu Santo

22 de Septiembre del 2023


Efesios 5.18 “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu.”


A través de los medios de comunicación, como redes sociales, publicidad, cine, televisión y similares, el mundo nos señala que debemos divertirnos, que debemos relajarnos, porque lo merecemos y, que una forma de hacerlo es bebiendo un trago, que nos permita distendernos y mejorar las relaciones. En respuesta, muchos lugares del rubro de Bares y restaurantes crearon el famoso “happy hour” u “hora feliz”, donde se supone que bebiendo alcohol obtendremos la tan anhelada felicidad.


Como antítesis, el primer consejo que nos da Pablo en este versículo es “no se emborrachen con vino, porque eso les arruinará la vida.”No está dando un discurso árido contra los males del alcoholismo, aun cuando sus excesos constituían un mal en la sociedad del mundo antiguo, tal como continúa siendo en la sociedad actual. En este texto, el apóstol Pablo estaba haciendo una comparación, dice: No os embriaguéis con vino. ¿Por qué? Porque ese estado estimula temporalmente, sólo por un momento; activa la energía de la parte física, conduciendo a las personas a un descontrol en todos los órdenes que luego desaparece, dejando una sensación de abatimiento. Y eso no es precisamente lo que las personas necesitan. Ahora, es cierto que las personas sienten una necesidad por algún estímulo y como resultado recurren al alcohol. Si no son hijos de Dios, no tienen otros recursos para hacer frente a su vacío interior. Sin embargo, el hijo de Dios tiene que ser lleno del Espíritu Santo, es decir, controlado por el Espíritu Santo.


Cuando aceptamos que somos pecadores, que hemos ofendido a Dios y sentimos un profundo y real arrepentimiento que nos permite aceptar la dádiva de salvación otorgada por Jesús, el Espíritu Santo viene a morar en nosotros. Entonces ¿Por qué Pablo nos dice que debemos ser llenos del Espíritu?. La vida cotidiana, los afanes de este mundo apagan al Espíritu de Dios en nosotros, dejamos de sentir su presencia e influencia en nuestra vida diaria, lo que nos incapacita para ser poderosa y eficazmente usados por Dios. Al igual que en el primer siglo, necesitamos día a día ser llenos del Espíritu Santo, y ¿Cómo hacerlo?, los versículos siguientes nos entregan la respuesta:


Nos señala que debemos cantar salmos e himnos y canciones espirituales entre nosotros, que debemos hacer música al Señor en nuestro corazón; y que además debemos dar gracias por todo a Dios, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.


Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” de Alabanza y Agradecimiento a Dios.


Les propongo un Punto de reflexión


¿Alabamos a Dios día a día? ¿Tenemos una actitud de agradecimiento siempre?

Alabe al Señor. En el libro de los Salmos observamos mucha acción de gracias y alabanza a Dios. La plenitud del Espíritu Santo produce una vida de agradecimiento, de manera que podemos dar sinceramente gracias a Dios por todas las cosas.


Que el Señor le bendiga (María Guerrero)



23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page