top of page

Levantando muros

06 de Diciembre del 2023


Nehemías 2:17 “Les dije, pues vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio.


Nehemías era un judío que nació en exilio y aunque ocupaba un puesto de gran confianza y responsabilidad en Persia, pues él era el copero del rey, no había olvidado a su pueblo ni a su tierra, y al escuchar de la triste condición de los suyos, él lloró, hizo duelo por algunos días, ayuno y oró delante de Dios por su pueblo. La condición de los que habitaban la cuidad de Jerusalén era de gran mal, y los muros de la ciudad estaban derribados,


Dios le concede gracia, favor y todo lo que necesitaba para emprender su viaje. Al llegar a Jerusalén, identifica el gran problema y les formula la solución, dándoles un mensaje de ánimo, motivándoles a levantarse y edificar los muros, los que para una ciudad eran muy importantes en los tiempos bíblicos, puesto que estos establecían límites, les proporcionaban identidad y les brindaban protección a sus habitantes.


Así mismo iglesia del Señor; nuestros muros espirituales son de mucha importancia y siempre debemos mantenerlos levantados, y fortificados; permaneciendo constantes en la oración, ayunando de aquellas cosas que nos distraen del Señor, y meditando día y noche en su Palabra, para así poder estar atentos y ver si hay algo en nuestras vidas que anda mal y que son de de afrenta y vergüenza para el evangelio y del nombre del Señor Jesús.


Nehemías es un excelente ejemplo de la actitud que debemos tomar; no solo en cuanto a los que nos pasa a nosotros, sino también por aquellos que hoy pueden estar pasándolo mal por diversas razones; necesitamos levantarnos en clamor, y en ayuno delante de Dios y animarlos a edificar su relación con el Señor.


Amado Padre, ruego pongas en cada uno de nosotros el mismo sentir que hubo en Nehemías, esa tristeza, ese dolor de luto, ese deseo ferviente de orar ante ti, de ayunar y levantarnos a hacer algo por los que están en aflicción, en mal, en afrenta y en aprobio, hasta ayudarles a levantar sus muros espirituales.


Amados hermanos que la gracia del Señor Jesús nos permite seguir Creando Puentes de ánimo para levantar muros altos en nuestra vida espiritual.


Punto de reflexión

¿Qué muros espirituales necesitas reconstruir hoy en tu vida? Quizás sea el de la oración, el del ayuno, la lectura de la palabra, o una mayor y mejor relación con nuestro Señor. Los animo a levantarse y reconstruirlo a pesar de todo lo que se pueda oponer.


Que el Señor les bendiga (Mercedes Cobeña)



56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page