top of page

No te afanes por seguir tu corazón

05 de Octubre del 2023


Salmo 84: 5-6 “Dichosos los que habitan en tu templo y sin cesar te alaban.

Dichoso el que tiene en ti su fortaleza, que de corazón camina por tus sendas”.


Una frase muy común por estos tiempos es: “Has lo que te haga feliz o lo que de dicte tu corazón”. En este salmo, el autor sostiene que la dicha o la felicidad no está en hacer lo que nos dicte el corazón, sino en dos grandes verdades: La primera es el estar en la presencia de Dios, y alabarle siempre; y la segunda es encontrar en Dios nuestra fortaleza y que nuestros corazones estén alineados en sus sendas.


El salmista anhela con su alma, en los primeros versos de este mismo salmo, estar en la casa de Dios; lugar donde ellos se encontraban con su presencia y no cabe duda que hoy podemos disfrutar de la presencia de Dios donde quiera que estemos porque mora en nosotros por medio del Espíritu Santo; pero debemos alabarle en todo momento y en todo lugar, así como también poner en Dios nuestras debilidades y nuestras flaquezas, rindiendo nuestro corazón para que se alinea a los planes perfectos del señor; porque no hay otra manera de encontrar la verdadera dicha y felicidad, puesto que la “Felicidad” que el mundo ofrece es solo temporal y muy pasajera.


Padre gracias por la bendición de ser sus hijos, y por el privilegio de ser morada de su presencia; queremos, el igual que el salmista, anhelar alabarle sin cesar y andar por sus sendas de justicia y los caminos de bien. Muchas gracias por ser nuestra fuente de protección y fuerza, y la roca en la cual estamos firmes y seguros.


Amados hermanos que la gracia de nuestro Señor Jesucristo nos permita seguir Creando Puentes de bienaventuranzas hacia aquellos que hoy no le conocen, mediante su presencia que habita en nosotros y de la cual somos portadores solo por la gracia y el favor del Señor Jesús.


Punto de reflexión:


¿Has buscado dicha o felicidad en algo o alguien que en algún momento te han fallado? déjame decirte que Dios jamás lo hará. Te invito hoy a depositar en el Señor tus penas, tus angustias, tus tristezas, tus preocupaciones y a llenarte de esa verdadera felicidad que solo Él puede darnos y que perdura aún en medio de la adversidad.


Que el Señor les bendiga (Mercedes Cobeña)



21 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Rated 5 out of 5 stars.

Hermana, que cierta su enseñanza. La verdadera felicidad no la entrega este mundo; ni con las riquezas, ni con una hermosa casa, un gran automóvil, ni en lograr viajar por el mundo, ni en estudiar la mejor carrera, ni en ser el mejor trabajador, ni en hacer todo lo que queramos u obtener fama. Todo lo anterior es pasajero y se lo lleva el viento. Estamos de paso por este mundo. Solo en Jesús nuestro señor, encontramos lo eterno. Bendiciones y gracias por recordarnos lo verdaderamente importante.

Like
bottom of page