top of page

Obediencia u Holocausto

13 de Octubre del 2023


1 Samuel 15:22 “Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová?

Recordando un poco la historia cuando Israel salió de Egipto y atravesó el desierto, Amalec y su pueblo los atacó, pero Dios le dió la victoria los israelitas y esto nunca se olvidó, de hecho el mismo Señor les dijo que cuando llegaran a la tierra prometida y descansaran de todos sus enemigos, “borrarás la memoria de Amalec de debajo del cielo” (Deuteronomio 25:19). Finalmente la iniquidad de Amalec y su pueblo es completa y Dios dá la orden a Saul el primer rey de Israel que ejecute la condena contra Amalec y su pueblo: “Ve ahora y ataca a Amalec y destruye por completo todo lo que tiene, y no te apiades de él, antes bien da muerte tanto a hombres como mujeres, a niños como a niños de pecho, a bueyes como a ovejas, a camellos como a asnos.


He aquí el momento del desastre, la desobediencia fatal de Saúl y el pueblo.

Pero Saul y el pueblo perdonaron la vida de Agag y a lo mejor de las ovejas y los animales engordados, de los corderos y de todo lo bueno, y no lo quisieron destruir por completo; pero todo lo despreciable y sin valor lo destruyeron por completo. Crónica de un castigo anunciado, el Señor vió esta desobediencia y se arrepintió de haber hecho rey a Saul. Dios nos llama a confiar en él, aún cuando el juicio parezca cruel. Él nos envió a Jesús para que tome el juicio y el castigo. En la cruz Jesús prueba su total confianza en su Padre y por esa FE es que nosotros somos salvos, él murió para que todos los que confían en él sean sanados eternamente.


A veces el dolor es real, pero el objetivo es curar. Cuando experimentamos el juicio de Dios, podemos gritar, pero Jesús lo asumió sin emitir maldición alguna. Al CREERLE al Señor, él está dispuesto a abrir los manantiales de los cielos en donde su desbordante Misericordia y su abundancia magnificada satisface nuestra vida toda y nos invita a “entrar en su gozo”.


Que la obediencia a Dios permita Crear Puentes de bendición para nuestras vidas


REFLEXIÓN

Los mandamientos de Dios no son difíciles si le obedecemos y confiamos en él.

Todo lo que Dios nos ordena es para nuestro propio bien.

La obediencia que Dios ama, es la obediencia de fe.


Sean muy bendecidos. (Aarón Sánchez)



12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page