top of page

Reformados para un propósito

14 de agosto 2023


Isaías 43:19 “¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto y ríos en lugares desolados”.


Al igual que en un cuento, nuestra historia puede estar en su mejor momento, y de forma abrupta un día nos levantamos como siempre, pero sucede algo y todo cambia. Nuestras certezas se acaban y el bienestar y la tranquilidad se han ido, pareciera ser que todo está mal. Podría ser algo completamente externo a nuestras acciones, u otras veces por decisiones mal tomadas o en apuros, muchas de ellas sin consultar la sabiduría de Dios y menos aún, siguiendo su voluntad. Los resultados nos derrumban por completo como si nuestras acciones pudieran estar por sobre lo que Dios tiene para nuestras vidas, cuestionamos nuestro valor y lo que somos para Él.


Sin embargo, y lo más maravilloso, su palabra nos da una nueva convicción, desde el momento que decidimos seguir a Cristo; Él nos está haciendo de nuevo, está transformando a su tiempo nuestra mente y nuestra vida. Él puede crear vida donde no la hay, puede hacer brotar agua de las rocas y utilizar lo más vil de este mundo para cumplir su propósito, así como un día nos encontró y nos regaló un testimonio que habla de Él, nuestro cambio lo comenzó y lo seguirá haciendo, no mañana no dentro de un año, ¡es ahora! está trabajando nuestras vidas vacías que no tenían a Cristo, y que hoy tienen un sentido de existencia; no podemos dejar de admirarnos lo que es nuestra vida después de Él. En el versículo anterior el profeta Isaías dice “Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado” cualquier cosa que podamos recordar como buena es nada comparado a lo que Dios tiene en este nuevo caminar, y lo está haciendo pese a nosotros mismos.


Puede ser que está quitando algo que nos aleja de Él, algo que nos daña, o algo que simplemente puede ser mejor; a veces lo nuevo nos asusta y nos angustia no tener el control. Pero Él nos invita a dejar ese cambio en sus manos, dejémosle actuar como a Él le parezca, despidiendo personas, despojándonos del pasado y dejando que se formen estos nuevos caminos y la nueva criatura que Dios está formando para su Reino.


Señor, ayúdanos a tomar tu mano y seguir caminando el camino que Tú deseas que sigamos; a dejar atrás lo que nos ata y no nos permite avanzar, a ver los cambios y las dificultades para seguir adelante y no mirar lo que hemos dejado. Gracias por permitirnos estar en tus planes y ser transformados por Ti. Amén


Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” de trasformación y renuevo en Cristo


Punto de reflexión


¿Qué cosas ha quitado Dios de su camino?


Independiente lo que sea, Cristo moldea, saca y cambia lo que sea necesario; solo debemos abrir nuestros ojos espirituales a la transformación que Él está empezando en nosotros.


Que el Señor te bendiga. (Paulette Díaz)




19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page