top of page

Una fe genuina

18 de Octubre del 2023


Mateo 15:28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.”


Se cuenta de un valiente capitán cuya espada era temida por sus enemigos, porque en la guerra era sinónimo de victoria. Un día su rey pidió que le mostrara su espada, él la tomó, la examinó y la devolvió diciendo: "No veo nada maravilloso en esta espada". El capitán con una reverencia respondió: "Vuestra Majestad se ha dignado examinar la espada; pero no le mostré el brazo que la maneja, y el corazón que la dirige, entonces habría entendido el misterio". De igual manera, nuestra vida no depende de las cosas materiales, sino que éstas deben estar sujetas a nuestra fe, los buenos resultados caminan guiados por la fe.


Volviendo al versículo del día de hoy, analicemos el actuar de esta mujer que logro su objetivo:

Primero supera las barreras:

- del rechazo, la narración se desarrolla en la región de Tiro y Sidón que era tierra fenicia. Recordemos que los israelitas llamaban a los gentiles "perros". Entonces a ojos de Israel era una mujer indigna de la bendición de Dios,

- del silencio de Dios, el texto dice “Jesús no le respondió palabra” y, por último,

- del desánimo, ella enfrentó la oposición de los discípulos, la comisión específica de Jesús quien fue "enviado a las ovejas perdidas de Israel", y la frase de Jesús: "no está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos".


A pesar de su situación adversa esta mujer siguió insistiendo en su petición.

Como segunda acción ella genera una persistente comunión con Dios, expresada en un clamor; clamaba misericordia para ella e intercedía por su hija. (Cuán importante es la oración de los padres por los hijos.) y expresada también en adoración, el término adorar tanto en el hebreo, como en el griego se traduce como doblarse, humillarse, postrarse, encorvarse y fue lo que ella hizo.


Su perseverancia expresa su profundo deseo de victoria. Es necesario utilizar todos los recursos que Dios nos ha dado para continuar hacia la meta que Él nos ha trazado, en éste caso vemos a esta mujer usar su inteligencia, su discernimiento espiritual, y su fe en Jesús, quien califica la fe de ésta mujer como "grande", pues mostró: perseverancia, acciones, expresiones, insistencia… "y su hija fue sanada desde aquella hora". Cristo fue glorificado, la madre recibió su milagro y su hija fue libre del espíritu que la atormentaba.


Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” firmes de Fe.


Le propongo un Punto de reflexión


¿Qué tan robusta es su fe? ¿Cómo fortalecerla?


No renuncie a su esperanza en Dios, no desmaye en su búsqueda, fortalézcase en Dios y supere los obstáculos, Dios quiere actuar a su favor, Dios sigue haciendo milagros.


Que el Señor le bendiga. (María Guerrero)



23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page