top of page

Él restaura el alma

07 de Diciembre del 2023


Salmo 23:3 “Confortará mi alma, me guiará por sendas de justicia, por amor de su nombre”


Esta parte del Salmo 23, me lleva a recordar el tiempo pasado de mi vida, cuando vivía libertinamente con el apellido “cristiano” haciendo lo que cualquier mortal que no conoce a Dios hace; lo dejo a su imaginación para no entrar en detalles que quisiera olvidar. Probablemente mi Señor estaba perdiendo la paciencia conmigo pues me confrontó directamente una tarde al bajar del bus, diciéndome: “por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente te vomitaré de mi boca”, fueron palabras que había leído y estudiado muchas veces, pero que en esta ocasión fueron directamente hacia mi persona. Lo que primero que sentí literalmente fue como si el corazón recibiera un golpe de corriente, y luego los vellos de mi cuerpo se me erizaron a tal punto que solo atiné a quedarme callado, pues toda mi vida en esos momentos pasó delante de mis ojos, por todo ese caminar en pecado. Fue un momento aterrador, iba directo al infierno.


Con el alma despedazada, la angustia, el vacío y toda esperanza perdida durante esa noche y días siguientes solo atinaba a buscar palabras que me ayudaran a salir del terror en que me vi sumido; era como un callejón oscuro, no lograba encontrar paz; leía la biblia, buscaba en los salmos , traté con los himnos que recordaba y las alabanzas; un tiempo en que repetía una y otra vez “Alaba alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios”, solo salían lágrimas y no lograba controlar el llanto.


Llegó el día de las decisiones cuando él restauró mi alma, me acerqué tímidamente sin saber lo que él quería para mi, aunque en mi interior seguía clamando por perdón.

Restaurar viene de la palabra hebrea SHUMB que significa traer de regreso, retornar al original, revivir, revitalizar el alma.

Alma viene de la palabra hebrea NEPHES, que quiere decir Ser, Ego, Mente, emociones, Vida, Cuerpo, aliento.


Señor, gracias por ser mi Pastor y restaurador de mi vida, no importa cuán vencida y resquebrajada esté mi alma. Tú la restauras con el poder de tú Espíritu, llego ante ti con toda fe, mi genuino restaurador, amen.


El Señor es el que puede Crear Puentes, para restaurar verdaderamente el alma.


REFLEXIÓN

La restauración es un proceso “Divino” de nuestra vida, cuando el hombre dice, ya no tienes remedio, Dios dice: “Comencemos de nuevo”.


Sean muy bendecidos. (Aarón Sánchez)





69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page