top of page

A Dios clamo

28 de Octubre del 2023


Miqueas 7:7 “Más yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá”


Cuando todo parezca estar perdido, nuestra convicción debe ser siempre la misma del profeta Miqueas: Yo a Jehová miraré, esperaré en el Dios de mi salvación y tengo la seguridad que él me oirá. A cuántos de nosotros nos ha pasado que, en medio de cualquier adversidad, la desesperanza nos invade, porque todo nos habla de males que vendrán. Miqueas vivió en una de las épocas más oscuras de la historia de Israel, y tanto el reino del norte (Israel) como el reino del sur (Judá) se habían apartado de Dios y vivían en decadencia espiritual. Israel del norte cae ante la potencia guerrera de la época Asiria, y Miqueas anuncia que él mismo mal le vendrá a Judá si la gente sigue en desobediencia a Dios.


Vivimos tiempos de decadencia espiritual también, lo malo es bueno para muchos y lo bueno es llamado malo por una gran mayoría en el mundo y sabemos que el triste final para la humanidad que está alejada de Dios, se acerca cada vez más.

El profeta Miqueas a pesar de todo lo que Dios le permitía ver de aquello que vendría; podía visualizar una luz de esperanza a la distancia, y en verso 19 dice: “El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados”.


Debemos tener la firme convicción que, si ponemos nuestra mirada en Dios, de él recibiremos salvación porque sus oídos están atentos a nuestro clamor, y en su gran misericordia el Señor perdona toda iniquidad y sepulta en lo profundo del mar nuestros pecados.


Padre Santo muchas gracias porque usted es Dios de salvación, en quien podemos poner confiadamente nuestra mirada y esperar en el obrar de su misericordia, hoy pedimos perdón en el nombre de Jesús por todas nuestras dudas y ansiedades.


Amados hermanos que la gracia del Señor Jesús nos permita seguir Creando Puentes de confianza en la atenta mirada y oído permanente de nuestro Dios.


Punto de reflexión


¿Hacia dónde estamos poniendo nuestras miradas?

¿En quién esperamos? Y ¿hacia qué oídos estamos elevando nuestro clamor? Nos ayude el Señor a depositarlos en el Dios de nuestra salvación.


Que el Señor les bendiga (Mercedes Cobeña)



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
bottom of page