top of page

Cómo debemos vivir los creyentes

15 de Diciembre del 2023


1ª Tesalonicenses 4:1 (DHH) “Ahora, hermanos, les rogamos y encargamos esto en el nombre del Señor Jesús: que sigan ustedes progresando cada día más en la manera de comportarse que aprendieron de nosotros para agradar a Dios, como ya lo están haciendo.”

 

Se cree que esta carta fue la primera epístola enviada a cristianos gentiles. Tesalónica era una ciudad portuaria, capital de la provincia romana de Macedonia. En ella proliferaban toda clase de desenfrenos y maldades, y diversos cultos paganos. En esencia, es muy probable que el ambiente no difiera mucho de lo que vivimos en las actuales ciudades.

Esta epístola se dirigió a una asamblea cristiana joven, conformada por hermanos recién convertidos; una comunidad que estaba en su primer amor. Había sido plantada por Pablo durante su segundo viaje misionero, en medio de muchas tribulaciones. Este capítulo (hasta el versículo 12), nos enseña como los creyentes tenemos que vivir aquí en la tierra, a la luz de la venida de Cristo. Este es el aspecto práctico de la esperanza de la venida del Señor.

 

Nos gusta esperar con ansia el día en que seamos arrebatados para encontrarnos con el Señor en el aire. Pero, mientras tanto, nuestros pies se encuentran aquí en la tierra y necesitamos vivir aquí por un tiempo. Y tenemos que hacerlo de una manera que agrade a Dios. Deberíamos continuar progresando. Tendríamos que crecer en la gracia y en el conocimiento de Él. El caminar y la vida del creyente es muy importante. Un creyente no puede actuar como él quiera, sino imitando a Cristo. La santificación del creyente es la obra o acción del Espíritu Santo. Necesitamos repasar el triple aspecto de esa obra, porque es muy importante: La santificación posicional significa que Cristo ha sido hecho por Dios nuestra santificación. Hemos sido aceptados en el Amado, y nunca seremos más salvos que en el momento en que depositamos nuestra confianza en Cristo. No hemos sido aceptados por ser quienes somos, sino por lo que Cristo ha hecho. Esta santificación posicional es la perfección en Cristo.

 

La santificación práctica es el Espíritu Santo trabajando en nuestras vidas para producir una santidad en nuestro caminar diario. Esta santificación práctica nunca será perfecta mientras estemos en estos cuerpos, con nuestra vieja naturaleza pecaminosa controlada por las pasiones.

La santificación total tendrá lugar en el futuro cuando nos ajustemos o adaptemos a la imagen de Cristo Jesús. Entonces, la posición y la práctica de la santificación serán perfectas.

 

El significado literal de la palabra santificación es ser "separado para Dios". En el momento en que un pecador perdido viene a Cristo y le acepta como Salvador, la persona queda separada para el uso de Dios.

 

Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” de aprendizaje y desarrollo del carácter de Cristo.

 

Le propongo un Punto de reflexión

 

¿Qué puede aplicar en su vida personal lo que dice 1 Tesalonicenses 4.1-12?

¿En qué otras áreas de su vida ha de aplicar este llamado a ser santos?

La santificación es el proceso de desarrollar en nuestras vidas el carácter de Cristo. Ser cristiano ha de marcar una diferencia en nuestra manera de vivir.

 

Que el Señor le bendiga  (María Guerrero)



69 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page