top of page

Esquivando la dificultad

4 de agosto 2023


2 Corintios 7:10 “La tristeza que proviene de Dios produce arrepentimiento para salvación, y de esta no hay que arrepentirse, pero la tristeza que proviene del mundo produce muerte”


Los momentos de tristeza que ninguno de nosotros quisiéramos vivir, sobre todo cuando se trata de las personas que más amamos. Mientras buscaba material que me ayudara en esta reflexión, leí de un experimento en el cual a los participantes le dieron el resumen de la vida de una persona y les pidieron leerlo todo. Luego tenían que imaginar que esa persona era un hijo.

Esta es la historia de su vida, él no ha nacido aún pero, pronto lo hará, es aquí hacia dónde se dirige su vida. Los participantes tenían cinco minutos para corregir su historia. Con borrador en mano podían eliminar lo que quisieran de la vida de él.

La pregunta para los participantes fue: ¿Qué borrarías primero?.

La mayoría instintiva y frenéticamente empezaron por borrar la dificultad de aprendizaje, accidentes y problemas financieros. Ahora nosotros de qué manera enseñamos o direccionamos a los nuestros? Amamos a nuestros hijos y anhelamos que ellos tengan una vida sin mayores dificultades ni dolores. Todos preferimos que la vida de ellos esté libre de dolor y angustia, ¿verdad? Pero es eso realmente lo mejor? ¿Realmente una vida exenta de dificultades, una vida privilegiada va a hacer feliz a nuestros hijos? ¿Qué tal si borramos una circunstancia difícil que despertara en ellos el deseo de orar? ¿Qué tal si borramos una dificultad que va a mostrarles cómo ser felices a pesar de cualquier circunstancia? ¿Qué tal si borramos algo de dolor y sufrimiento que sería el motivo que usaría Dios en sus vidas para que ellos clamen a Él? ¿Qué tal si borramos una situación difícil que les despierte el propósito de Dios para su vida? Cada uno de nosotros hemos tenido que experimentar momentos complejos, y no ha sido para nada fácil, en lo personal sufrir con el fallecimiento de dos de mis hijos mayores lo más fuerte que he vivido, reveses laborales, económicos son etapas que despertaron en mí el aferrarme aún más a la fe; el resultado de la oración de mis padres que cada día doblaron sus rodillas para que sus hijos buscaran a Dios.

Muchos creyentes podrían decir que en las circunstancias más difíciles vivieron su mayor crecimiento espiritual. Que los momentos de prueba puedan Crear Puentes de crecimiento y fortaleza en el Señor.


Para reflexionar


¿Qué es lo que te ha motivado a un mayor crecimiento espiritual?


¿Está Dios tratando de hacerte crecer ahora a través de alguna prueba o circunstancia difícil?


Sean muy bendecidos. (Aarón Sánchez)




19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page