top of page

Lágrimas a los pies de Jesús

11 de Octubre del 2023


Lucas 7:38 Y estando detrás de Jesús, a sus pies, llorando, comenzó a mojar los pies de él con sus lágrimas y los secaba con los cabellos de su cabeza. Y le besaba los pies y los ungía con el perfume.


Hay diversas razones por las cuales aparecen las lágrimas en nuestros ojos, desde una gran alegría hasta una profunda tristeza. Pero sin duda cuando adoramos y entramos en la presencia de Dios es inevitable derramar nuestro corazón como lágrimas delante de él, pues Su gloria, poder y amor nos envuelven. Creo que es difícil describir con palabras lo que experimentamos en un momento así. De igual manera cuando recordamos Su perdón, y cómo ha preservado nuestra vida y la de nuestra familia de grandes peligros, nuestras lágrimas caen a los pies de Jesús.


La Escritura nos enseña que una mujer pecadora, trajo un vaso de alabastro con perfume, mojando los pies de Jesús con sus lágrimas y ungiéndolos con perfume. Ante este acto de adoración, el fariseo y anfitrión, juzgó a la mujer y a Jesús por recibir la adoración de una pecadora, poniendo en evidencia su hipocresía. En contraste, analicemos la actitud de nuestro Señor Jesucristo: en primer lugar Él recibe la adoración de una “pecadora”; esto nos enseña que para Jesús tiene mayor valor un corazón sincero, que los títulos, posiciones y todas las prácticas religiosas que podamos hacer y conocer.

En segundo lugar, Jesús enseñó al fariseo lo que es la verdadera adoración, que va más allá de levantar las manos o alzar la voz, sino que nace en el corazón que, con sencillez y honestidad, reconoce su condición, y recibe por la fe en Jesús la gracia de Dios del perdón de sus pecados. En tercer lugar el Señor Jesús le dice a la mujer: “Tu fe te ha salvado, ve en paz”. honrándola delante de todos los que allí estaban, porque Jesús defiende y honra a quienes le honran. Y por último, Jesús enseña algo muy importante: cuanto más entiendes el perdón del Señor, más grande es tu amor por Él.


Amados, amadas que la gracia del Señor nos permita seguir: “Creando Puentes” de adoración a nuestro Señor.


Le propongo un Punto de reflexión


¿Cómo debemos adorar al Señor? ¿Lo hacemos correctamente?

La adoración genuina no está llena de rituales, es aquella que nace en un corazón sincero, transparente delante de Dios y que al reconocer su necesidad acude al Señor para beber de la fuente de vida. Cuando adora su espíritu es renovado por el poder que emana de Dios mismo


Que el Señor le bendiga. (María Guerrero)



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page