top of page

Levántate y pelea

18 de julio 2023


Nehemías 4:10 “Y dijo Judá: Las fuerzas de los acarreadores se han debilitado, y el escombro es mucho, y no podemos edificar el muro.”


Nehemías tenía un desafío imposible, una tarea que a la vista no se podía llevar adelante, debía reconstruir el muro de Jerusalén, y para complicar más las cosas, los enemigos asediaban desde los cuatro puntos cardinales con ansias de destruirlos. Sin embargo con la ayuda de Dios el muro estaba levantándose rápidamente porque el pueblo estaba animado para trabajar…hasta que el enemigo comenzó a burlarse, a menospreciarlos y a intimidarlos. El resultado fue que los trabajadores se debilitaron. La vieja estrategia del diablo: desanimarnos. Cuando nos levantamos con el propósito de edificar nuestra vida, nuestra familia, él se levanta contra nosotros sembrando el miedo, dudas, abatimiento, desánimo…por todos los medios buscará debilitar nuestra fe para que dejemos de luchar.

Según el versículo 6, cuando el pueblo comenzó a ser intimidado, el muro ya había sido construido hasta la mitad, obviamente el desanimado podría decir que ya esa construcción era suficiente, “ya pasamos los tres metros de altura…es más alto que yo…con eso alcanza…” Claro que si te paras frente a un muro de tres metros piensas que es bastante alto, pero no es lo suficientemente seguro para el ataque de un ejército enemigo. así también nos puede pasar a nosotros, creemos que podemos estar a salvo de cualquier ataque y comenzamos a descuidar nuestra vida espiritual y la de nuestra familia

(Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga) 1 Corintios 10:12. No podemos permitir que el diablo baje nuestros brazos. Nehemías se dio cuenta de lo que estaba pasando y le dijo al pueblo: “no temáis delante de ellos: acordaos del Señor, grande y temible, y pelead por vuestros hermanos, por vuestros hijos, y por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas” 1Corintios 10:14


¡Continuemos peleando la buena batalla de la fe! No dejemos que el desánimo nos detenga. Todos los aspectos de nuestra vida necesitan ser fortalecidos por la palabra de Dios, la guía del Espíritu Santo y la comunión con el cuerpo de Cristo ... .nuestra familia necesita protección espiritual.


Señor acudimos a usted para ser fortalecidos, acudimos a usted en busca de su fe para dar batalla a los asedios del mal, el desánimo y la pereza espiritual, en la seguridad que usted nos escucha.


REFLEXIÓN


Dios nos ha dado su armadura para detener cualquier ataque, tenemos de Dios la autoridad de Cristo para vivir en victoria y eso nos permite CREAR PUENTES y dar una dura batalla…


¡Así que levántate y lucha! Que el Señor te bendiga (Aaron Sanchez)





17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page